Lada 01.800.305.0737

¿Qué es un funeral?

Desde principios de los tiempos el hombre ha hecho ceremonias para conmemorar la pérdida de un ser cercano. Estudios demuestran que, al juntarse las personas en comunidad para conmemorar esta ausencia, ayuda a manejar nuestra experiencia con la muerte, así como el iniciar el proceso de adaptación de esta pérdida. El funeral no es más que una ceremonia donde la sociedad se une para rendir un tributo a la persona fallecida, ayudar a la familia más cercana a comenzar el proceso del duelo, y reconocer el legado que esa persona dejó dentro de la sociedad.

¿Cómo escoger una funeraria?

Una funeraria tiene que entender que uno como cliente es único. Y así como nuestra necesidad es única, una funeraria tiene que tener la capacidad de brindarle el servicio que requiere para poder despedir a su ser querido. Es por eso que la experiencia y el prestigio de una funeraria son muy importantes al momento de tomar una decisión. La seriedad que nos brinda al momento de la planeación es de suma importancia. Dentro de los servicios básicos que una funeraria debe poder brindar son:

– Recoger a nuestro familiar. La funeraria tiene que tener la capacidad de ir al lugar donde se encuentra nuestro familiar y realizar la transportación hacia donde se realizará el servicio.

– Embalsamamiento. Es la preparación del cuerpo para la conservación, así como la apariencia que tendrá durante el servicio funerario. No es por ley que se tenga que embalsamar, algunas religiones no lo permiten; sin embargo, la funeraria, en la mayoría de los casos, debe de ser capaz de realizar este procedimiento.

– Preparación estética. La preparación estética podría ir dentro del embalsamamiento, sin embargo, como hay religiones que no se permite el embalsamamiento, la preparación estética se considera como otro punto que debe de presentar una funeraria dentro de su servicio.

– Ataúd/Urna. La funeraria debe de contar con una gama suficiente de ataúdes o urnas para nuestra elección.

– Velación. La velación es donde se va a llevar acabo el servicio. La funeraria debe de contar con sus propias salas de velación. Si el servicio se realizara en otra locación, la funeraria debe de contar con el equipo idóneo para la digna presentación del ser querido.

– Despedida. La funeraria debe de contar con transportación adecuada para trasladar a la persona fallecida a su destino final.

¿Por qué apoyarnos en una funeraria?

Una funeraria ayuda en los momentos más difíciles, sin importar razas, credos o clases sociales, a poner un orden dentro del caos que se está viviendo en ese momento. La familia más cercana es la encargada de realizar los preparativos para un funeral, y la funeraria es la encargada de ayudar a estas familias a realizar el tributo a su ser querido de la mejor manera. La funeraria se encargará de brindarle la información suficiente y necesaria para las diferentes decisiones y tramites que se tienen que realizar en el momento.

¿Qué se debe tener en consideración al momento de elegir la funeraria?

– El director del servicio es la persona que nos estará atendiendo de manera personal durante la velación, desde el comienzo hasta el final. Ellos deben de mostrarse afables, con experiencia y seriedad ante nuestra situación.

– El apropiado equipo de transporte, con los vehículos adecuados y preparados para el traslado del ser querido que ha fallecido, asegurando que su transportación, ya sea hacia las instalaciones de la funeraria, así como al destino final donde reposará el cuerpo, se realizará de manera digna y honorable.

– Es bueno saber si la funeraria cuenta con una sala de embalsamamiento dentro de sus instalaciones, ya que es ahí donde se realizará la preparación del cuerpo; también, si se cuenta con personal capacitado durante la velación que pueda resolver los imprevistos que se pudieran presentar. Si no cuenta con ellos es importante preguntar dónde se llevará a cabo esta preparación.

– Es de suma importancia observar físicamente el ataúd/urna que se le ofrezca, así como realizar una comparación con otros ataúdes/urnas que tenga la funeraria. Existe una amplia variedad de estos modelos que se puede adecuar a sus necesidades.

– Observar la sala de velación donde se estará, ya que aquí es donde se recibirá a sus familiares y amistades. Ahí pasará todo el tiempo que dure el servicio, por lo que estas salas deberán de ser agradable, acogedoras y limpias, contar con el espacio suficiente para albergar de manera confortable a la cantidad de personas que espera recibir.